jueves, 20 de diciembre de 2012

Un país insignificante

Debajo de la palabra brotan hirientes raíces. Insignificante se define como baladí, irrelevante, anodino, insubstancial, intrascendente, común, ordinario, regular, trivial, mediocre, marginal. Quien usa aquel término no tiene probablemente conciencia de lo que implica. Vivo desde hace más de cuarenta y seis años en aquel país imprudentemente calificado como insignificante. 

No se juzga una persona en función de su peso, su altura, tampoco nos dejamos guiar por el tamaño de un territorio. Basta pensar en Mónaco, Luxemburgo, El Vaticano. No se embriaga uno con sueños megalómanos. El Tercer Reich, por querer ser el primero con raza aria pura se derrumbó estrepitosamente mientras siguen viviendo los mestizos. Las grandes civilizaciones de la antigüedad murieron sin pena ni gloria, ahora visitamos sus impresionantes ruinas. 

Somos un país pequeño mas no irrelevante. La Mitad del Mundo, ubicada a 13 kilómetros de Quito, es la ciudad turística, cultural, comercial más pequeña del país pero no deja de ser única. Cuando se me ocurrió dar un concierto de piano en el cráter del volcán Cotopaxi, me sentí insignificante dentro de un país grandioso cuyos montes me cortaron la respiración. Muchos países ya entraron en su fase de ocaso, el nuestro recién florece en su laboriosa primavera. 

Por los años cincuenta enchufaron a ciertos países de África, Asia, América Latina el calificativo de tercermundista. Se referían a nuestra inestabilidad política, dependencia de las importaciones, crecimiento demográfico. En vez de ponderar que somos el primer país exportador de bananas preferían hablar en tono burlón de Banana Republic (término peyorativo para describir ciertos gobiernos del Caribe o de Latinoamérica). Pues resulta posible que nosotros elijamos cinco veces a un presidente discutible, pero aprendimos que la solución no es asesinar a los buenos. Si hubiésemos tenido a una Mónica Lewinsky, hubiéramos inventado muchos chistes, no hubiéramos armado un escándalo internacional ni tratado de defenestrar al presidente. 

Necesitamos mejorar los locales escolares, pero por lo pronto no ingresan a ellos bandoleros armados para matar a tiros docenas de niños o adolescentes indefensos. La más pobre de nuestras madres lleva en su pecho un corazón ardiente. 

Ciertamente nuestro pueblo tiene una fe genuina que ciertos tildan de ingenua, armamos multitudinarias procesiones detrás del Divino Niño, de Cristo del Gran Poder mas no se suicidan los creyentes por absurdo fanatismo. Hace casi trece años la secta ugandesa “Restauración de los Diez Mandamientos” llevó a la muerte a 800 seguidores. Se rociaron con gasolina y desataron el infierno . En Estados Unidos, el reverendo Jim Jones hizo lo propio con 900 de sus fanáticos. Quizás nosotros progresamos con prudente lentitud mientras otros países descienden vertiginosamente. Muchos están acabando con sus frutos mientras nosotros seguimos sembrando. Ganamos medallas y trofeos sin disponer de los medios que tienen otros. 

No tenemos la tecnología necesaria para mandar hombres a la Luna pero intentamos absolver sus sueños prosaicos. No tenemos la cascada del Niágara ni el Gran Cañón del Colorado, pero nuestro turismo sigue dando a conocer tesoros protegidos de la Madre Tierra. Ya hemos logrado eliminar 400 fuentes contaminantes de distinta índole, cuidamos a nuestra islas Galápagos. Somos pequeños en tamaño pero nadie nos quita lo grande.


"Que encanto poder leer un extranjero que habla tan bien de mi país, agradecido con la tierra que lo ha recibido con los brazos abiertos, me ha encantado leer lo que ya sabía que tengo un pedacito de tierra maravilloso,  vivo en una tierra de ensueño ahora mismo pero nunca ningún lugar del planeta es como nuestra casa grande, maravilloso relato se nota que se ha usado la tinta de amor que sale del corazón, un francés con cuore ecuatoriano, todos se enamoran de mi país y de mi gente que orgullosa estoy de haber nacido en esa bendita tierra en la que amamos a Dios por sobre todas las cosas del mundo, y tratamos a todos los extranjeros sean blancos o negros con mucho respeto".

domingo, 2 de diciembre de 2012

Desactivar los proverbios

Bernard Fougéres
Si alguien te tira una piedra, empieza a construirle una casa; si no te lanza otras, se quedará sin casa: humor negro tal vez para invertir un famoso proverbio. El Antiguo Testamento está lleno de dichos que deben ser desactivados. La ley del talión sigue siendo terrorífica, leemos en Éxodo, capítulo 21, versículo 24: “Ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, píe por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, contusión por contusión”. Jesús, apóstol de la no violencia, predicará lo contrario en su sermón de la montaña: “Si alguien te abofeteare en la mejilla derecha preséntale también la otra”. Sin caer en tal extremo, la contestación a una injuria puede ser un disparo de ironía sin agresividad, una descarga de humor. Si alguien critica algo que escribimos, basta con decirle “gracias por leerme”. Por nuestra desdicha solemos escoger respuestas equivocadas, razón por la cual es tan fácil sacarnos de nuestras casillas. Tanto es así que los políticos saben salir a la palestra como si fuera cuadrilátero para pugilato. Los psiquiatras conocen aquel mecanismo de defensa que consiste en prestar a los demás nuestros propios defectos. 

Quien acusara a otro de estupro podría reprimir tendencias a la pedofilia pues sabemos que los homofóbicos suelen ocultar un subconsciente ambiguo. Quien tilda de ladrón a un adversario a lo mejor disimulará desfalcos, malversaciones, peculados, latrocinios. Cuando éramos niños contestábamos así la injuria: “el que lo dice lo es”. Equivocábamos ya la respuesta. Existe un proverbio menos conocido, siempre vigente: “Si aprietas el puño nadie podrá estrechar tu mano”. Es una pena que los esposos no puedan desdoblarse a la hora de la pelea: suelen comportarse como niños en crisis de regresión. Recuerdo otro dicho negativo: “No dejo nunca mi brazo a torcer”, frasecita susceptible de evocar otro pugilato: es la imposibilidad de reconocer un error, la testaruda decisión de no ceder una pulgada de terreno cuando muchas veces un te amo gritado con los ojos podría sellar la reconciliación. Una bronca conyugal no debería desbordarse de un día para el otro, salvando casos como la infidelidad mayúscula capaz de hacer tambalear el matrimonio o una ofensa excepcionalmente grave. 

Me pareció absurdo el eslogan de la película Love Story: “Amar es no tener nunca que pedir perdón”; me parece que amar es no tener nunca miedo de presentar disculpas. Si dos seres se quieren de verdad la fórmula mágica para detener una pelea conyugal puede ser “discúlpame, te amo”. Equivale a querer convertir una historia en amor y no el amor en una historia. Pienso que muchas veces deberíamos invertir las cosas así como dicen que el humor es el arte de llorar al revés. Creo en pecados vitales frente a unos considerados como mortales porque un pecado deja de serlo cuando se convierte en algo vital. Hubo una época en que todo lo sexual era sacrilegio: lamento que nuestro siglo adicto al consumismo haya eliminado del sexo su carácter sagrado y obviamente vital. Al querer negar a Dios sin tener valores para compensar se llegó a minar el concepto mismo de la civilización.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Derechos y funciones

Derechos y funciones 
La historia de los derechos humanos es la historia de los sufrimientos de la humanidad. 

Cuando se formula un derecho es porque se toma conciencia de la injusticia de ciertas realidades. Si sostenemos que todos nacemos con iguales derechos, es porque la vida demuestra que no nacemos iguales. 

Que no es lo mismo nacer en Somalia que en Suecia o en Ruanda. La declaración de esos derechos es como señalar el camino que se debe seguir. Las leyes que cada país y las organizaciones multilaterales explicitan, es la manera de lograrlo. 

En general no son los gobiernos quienes descubren los derechos, sino la humanidad de a pie, la ciudadanía lisa y llana, que se organiza y participa, que vive las injusticias y logra que los gobiernos tomen en cuenta sus demandas y luego se conviertan en política de Estado, es decir, que perduren a pesar del cambio de los gobiernos, las diferentes ideologías y partidos. El Estado se convierte en promotor y garante de que los derechos se cumplan, se respeten, se profundicen. A medida que la humanidad recorre su camino en el tiempo, nuevos derechos surgen como exigencia del irnos transformando en humanos y del descubrimiento de nuestra relación fundamental con todo lo que vive. 

Mucho tiempo nos creímos centro del mundo y dueños de él, ahora en conjunto somos más conscientes de nuestra interacción con todo lo que existe. Luego de los derechos individuales y políticos, los primeros formulados dentro de los que consta el derecho a la libertad de opinión y de expresión, surgieron los derechos de segunda generación, los derechos económicos, sociales y culturales, y más cerca nuestro los derechos de tercera generación, los derechos de los pueblos, dentro de los que se formulan el derecho a la paz y a un medioambiente sano. (¡Eso porque no tenemos ni paz ni un medioambiente sano!). Que formulemos derechos no significa como una ecuación que este debe ser o convertirse en función del Estado. Porque el Estado es una organización que es manejada (también) por seres humanos. Muchas personas que desempeñan cargos públicos vienen de la empresa privada. ¿En qué momento se convirtieron en mejores administradores y ejecutores solo por estar en funciones públicas? ¿Si cuando estaban en empresas privadas defendían sus intereses, y eran el monumento a la corrupción, cómo se convirtieron en íntegros en poco tiempo? ¿Qué intereses defienden que ha producido tan impresionante conversión? Beth Noveck sostenía en una reciente conferencia: “Sabemos que los científicos han estudiado un fenómeno que llaman ‘flujo’, según el cual nuestros sistemas, ya sean naturales o sociales, canalizan el flujo de aquello que los recorre. 

El río está diseñado para dar cauce al flujo del agua, el relámpago que surge de una nube da cauce al flujo de electricidad y la hoja está diseñada para canalizar el flujo de nutrientes hacia el árbol, incluso sorteando obstáculos, para hacer que le llegue el alimento. Lo mismo puede decirse de nuestros sistemas sociales o de nuestros sistemas de gobierno”. Lo que hace falta no es que el Estado sea un pulpo de enormes tentáculos que acapara todo, encierra todo y controla todo, sino encontrar los canales efectivos y ágiles para la participación, en los problemas que les interesan, de todos los involucrados en un barrio, ciudad, región o el país.

lunes, 19 de noviembre de 2012

La seudosabiduría

Bernard Fougéres
Un casual encuentro reanudó en mí el deseo de releer aquella maravilla que dejó Erasmo, quizás el hombre más interesante del Renacimiento con Leonardo Da Vinci. Hay libros que marcaron definitivamente mi vida toda: las Cartas de Séneca; La importancia de vivir, de Lyn Yu Tang; Así hablaba Zaratustra; Los Pensamientos imaginados por Pascal; El Principito creado por Saint-Exupéry; El Quijote; Ensayo sobre la ceguera, de Saramago; añadirían ustedes según sus creencias la Biblia, el Corán, el Talmud, el libro tibetano de la vida y de la muerte. Para conocer la esencia de la mujer están Madame Bovary, las memorias de George Sand. 

El Elogio de la locura resulta ser intrigante porque en él brillan el sentido del humor, la irreverencia, la ironía. Erasmo denuncia las contradicciones entre religiones, piensa como Séneca que no puede haber inteligencia donde no hay conciencia de nuestra mortalidad, constata como Shakespeare que somos actores en el escenario de la vida, se adelanta a Freud con sus mecanismos de defensa, piensa con Aristófanes que escogemos la máscara que pueda ocultar lo que realmente somos. En esta actuación que elegimos la directora escénica es la muerte que puede suspender la función. Mucho más tarde Bergson descubrirá el impulso vital, Voltaire y Leibniz se sentirán en el mejor mundo posible pero Erasmo pone el dedo en la llaga, descubre que el amor propio es quien dirige el mundo, lo que según vemos es verdad absoluta para políticos que suelen crear guerras, conflictos. Erasmo denuncia las solemnes ceremonias que ocultan una gran maquinación: pienso en desfiles marciales, apocalípticas manifestaciones patrióticas orquestadas por Adolfo Hitler, juramentos que pueden incluir el sacrificio de la vida, los kamikazes japoneses, culto a una verdad única, totalitarismo. 

Como Nietzsche, Erasmo desconfía de aquella amabilidad que puede ocultar una solapada aprobación que nos otorgamos a nosotros mismos, piensa que debemos vivir de verdad en vez de preocuparnos por la muerte, escoger los placeres sin efectos secundarios (es la filosofía de Epicuro), observa que las abejas, las hormigas logran por instinto lo que tanto esfuerzo requiere de los humanos. Añadiría yo que el movimiento del cosmos era particularmente perfecto hasta que lo desbarajustasen los hombres. Erasmo lamenta que los hombres tengan como objetivo alcanzar el poder absoluto en vez de buscar el bienestar colectivo, nota que existen dos tipos de locura: una nefasta parida por la furia, la pasión insaciable (Calígula, presumo, como neurosis del poder), la otra que no es más que un inocente extravío de la razón (Arthur Rimbaud y Baudelaire en mi alma francesa). Erasmo ve con divertida indulgencia el suicidio contagioso al que acuden las vírgenes de Mileto. 

La locura recomendada no es sino vitalidad, energía indispensable para todas las pasiones. Seríamos mucho más felices si no pusiéramos tanta trabas a nuestra sinceridad. Grandes hombres fueron locos entrañables con una pizca de quijotismo, una brizna de misticismo, un hilillo de sueño, un dejo de arrojo. Los niños y los ancianos se dan la mano en aquella locura genuina capaz de coquetear con la inocencia. El amor sigue siendo la más hermosa locura.

La crueldad como diversión

Bernard Fougéres
La crueldad como diversión Se usó tanto panem et circenses (pan y circo) que ni siquiera resulta divertido. Los gladiadores de la época romana eran programados por empresarios así como sucede ahora con los artistas. Acudían al anfiteatro los pelucones de la época (los llamaban patricios), la plebe, los esclavos, más todo lo que vomitaba la ergástula. Ver morir era deleite para un público ávido de sensaciones. Me pregunto si hemos progresado cuando gárgaras nos hacemos con nuestra pretendida civilización. Por más que no se haya simpatizado con el régimen de Gadafi, resultó abominable la forma como la turba enardecida se ensañó sobre el hombre acosado hasta despachurrarlo. Los sans culottes (descamisados) de la revolución francesa iban gozosos a la actual plaza de la Concordia, donde se levantaba el patíbulo, para ver rodar cabezas en medio de un chorro de sangre. Danton, sin pizca de humor, dirá al verdugo: “Mostrarás mi cabeza al pueblo: creo que vale la pena”. La turba desfilará con la cabeza de la princesa de Lamballe en la punta de una lanza: será motivo de festejo. No quiero imaginar cómo arrastraron, mutilaron, despanzurraron, prendieron fuego al cuerpo de Eloy Alfaro mientras tocaban bandas para festejar la masacre. La multitud, cuando ejerce la autoridad, es más cruel que los tiranos: lo dijo Sócrates. 

Ser adversario no justifica la saña con que se quiere ver muerto a un contrincante. El cáncer de Chávez se presta para lamentables comentarios. Me contaron que muchos cibernautas buscaron afanosamente fotografías de autopsias, tratándose de Elvis Presley, Selena, John Kennedy o Michael Jackson. Personalmente recuerdo haber sentido pena al recibir en mi correo una fotografía de la camilla en la que llevaban al quirófano a esta mujer hermosa que fue Marilyn Monroe. En la gráfica solo se podía ver un mechón de cabello rubio emergiendo de la sábana, lo que hablaba de soledad patética frente a la muerte. Exponer al Che Guevara medio desnudo en un mesón de cemento sin tener el respeto suficiente como para cerrarle los ojos no habla bien de nuestra pretendida cultura. No se trata de compartir un ideal o de discrepar de él, solo se habla de respeto. Por más que los jerarcas del nazismo escucharon extasiados la música de Beethoven o de Gustavo Mahler, fueron capaces de matar de un tiro en la nuca a niños judíos antes de llevar sus cuerpos a los hornos crematorios. Morir por un ideal no significa necesariamente que aquel ideal es bueno: tengo serias dudas en cuanto a los kamikazes o a los oficiales que se hicieron harakiri. 

Cuando la multitud colgó de los pies a Mussolini y su amante Clara Petacci usando ganchos de carniceros, cuando Eva Braun ingirió cianuro para acompañar a Adolfo Hitler en su suicidio, solo pudimos lamentar que el amor de una pareja no ofreciera trascendencia. André Cayatte hizo la película Somos todos asesinos. El solo hecho de alegrarnos cuando muere un ser humano nos vuelve cómplices de su muerte. “Si en vez de crucificar a Jesús lo hubieran ejecutado hace treinta años, llevarían sus seguidores en vez de una cruz en el cuello una silla eléctrica en miniatura” (Lenny Bruce).

viernes, 2 de noviembre de 2012

'Diario de', testigo del drama de los desahucios Desenmascaramos a una persona que estafaba vendiendo cursos de alto nivel











'Diario de' cambia a los viernes a las 00.30h. Nuevos reportajes de investigación y denuncia presentados por Mercedes Milá. El espacio acompañará a 'Callejeros' en una noche centrada en el compromiso social. 

Unas 500 personas estafadas, miles de euros defraudados, patrocinadores utilizados y ayuntamientos engañados… Con el supuesto aval de la Unión Europea, una embaucadora llamada Gema González consiguió montar unos cursos, al más alto nivel, que resultaron ser una ristra de mentiras y falsedades. Huyó precipitadamente pero Diario de ha conseguido localizarla a 200 kilómetros de distancia. Mercedes Milá acompaña a una treintena de denunciantes para pedir explicaciones a la mujer que les ha estafado. La pasada semana dos personas se suicidaron y otra lo intentó lanzándose desde el balcón de su casa. Los tres hombres estaban apunto de ser desahuciados y no soportaron la presión de los bancos. Mercedes Milá se desplaza hasta Valencia donde Manuel, de 53 años, se lanzó al vació desde un segundo piso cuando vio que los agentes judiciales venían a notificarle el desahucio. Al mismo tiempo, en Madrid, decenas de familias amenazadas con tener que dejar sus casas y seguir pagando la deuda contraída con el banco, acampaban en la sede central de Bankia para pedir una solución a sus inminentes desahucios. 

Posteriormente un equipo del programa fue testigo de cómo ocupaban durante seis horas una entidad bancaria en la calle Alcalá. Paralelamente a estas noticias siete jueces elaboraban un informe en el que se denunciaban los abusos en el sistema legal de desahucios. Mercedes Milá entrevista a Pedro Luis Viguer, juez decano de Valencia y uno de los magistrados que realizaron ese informe.

Moscas y la cultura

Se han usado a menudo las moscas en la mitología y literatura para representar a agentes de muerte y deterioro, como la cuarta plaga Bíblica de Egipto. Se han retratado como las malvadas (por ejemplo, en la mitología griega, Myiagros era un dios que ahuyentaba las moscas durante los sacrificios a Zeus y Atena, y Zeus envió a una mosca a morder el caballo Pegasus que causa Bellerophon para retirarse a la Tierra cuando él la intentó montar para Montar el Olimpo). Joyas y armas ceremoniales encontradas en el enterramiento de la Reina Ahhotep, incluyendo un hacha en cuyo filo se representa al faraón Amosis I abatiendo a un soldado hicso y las moscas de oro concedidas a la reina por su apoyo en la lucha contra los hicsos. No obstante, en algunas culturas la connotación no es tan negativa (por ejemplo, en la religión de Navajo tradicional, la Mosca Grande es un espíritu importante). La mosca, como símbolo de valor indomable, insistencia y tenacidad frente al conflicto, era el mayor galardón militar en la cultura egipcia, la más alta distinción concedida por el faraón a sus valientes. 

El faraón Ahmose condecoró en una bella ceremonia a su madre, Ahhotep, con un collar con tres grandes moscas de oro, de 9 cm de altura. Ninguna otra reina de Egipto recibió esta condecoración militar. Ahmosis reconocía así que la inspiradora de la guerra de liberación había sido Ahhotep; era su forma de reconocer los grandes esfuerzos y sacrificios a los que se había sometido esta reina, entregada a la causa de liberar a Egipto del yugo de los hicsos. 

Los habitantes de Cirene ofrecían sacrificios al dios Acoro para que les librase de estos insectos. Los acarnanios veneraban a las moscas y los naturales de Accaron ofrecían incienso a la divinidad que las cazaba. Los griegos tenían así mismo su dios Cazamoscas (Myiagros). Eliano dice que las moscas se retiraban por sí solas en los juegos olímpicos y pasaban a la otra parte del río Alfeo. En el templo de Apolo en Accio, cuando se acercaba la fiesta, se inmolaba un toro a las moscas que, una vez saciadas, se retiraban.

3 El demonio Belcebú recibe el nombre de "el señor de las moscas", debido a un juego de palabras que convirtió al dios cananeo Ba'al Zebûl (literalmente "el señor príncipe") en Baal Zabut ("el señor de las moscas"). En Roma, había un templo, el de Hércules vencedor en el cual no entraban jamás las moscas por más que aquel héroe no hubiese podido jamás ahuyentarlas ya que, según Teófilo y Paracelso, ni el mismo Júpiter tiene este poder. 

Las moscas acudían a miríadas a los sacrificios de Molloch y los judíos consideraban de feliz agüero que no se viera jamás una mosca en el templo de Salomón.3 El poema de Emily Dickinson dice "yo oí el zumbido de una mosca cuando moría" hace la referencia a las moscas en el contexto de la muerte. De igual manera, en el arte y ficción, se usan también principalmente las moscas para introducir elementos de horror o una sensación de suciedad; un ejemplo de lo anterior es una película de ciencia ficción de 1958 llamada "La mosca" (nueva versión en La mosca) en la que se observaba a un científico intercambiar partes de su cuerpo (ADN) accidentalmente con los de una mosca. 

La habilidad de moscas de aferrarse a casi cualquier superficie también ha inspirado el título de "hombre mosca" para personas con habilidades de escalado y paracaidismo en los edificios. 

Las moscas son uno de los símbolos personales del poeta Antonio Machado; en su poema "Las moscas" las retrata como animalillos revoltosos y entrañables que evocan la infancia del poeta y no tiene respeto ni por los "parpados de los muertos". 

Habilidad para escapar 
Investigadores en Estados Unidos han descubierto que estos insectos deben su habilidad para escapar al hecho de que cuentan un sofisticado sistema de defensa que los hace anticiparse a los movimientos de su atacante. Mediante avanzados métodos estos científicos han descubierto que una mosca es capaz de mover sus patas traseras y colocarlas justo en la posición idónea para emprender el vuelo con el fin de huir. Cuentan también que son capaces de hacer esto y no necesariamente cumplirlo, es decir, si finalmente el atacante no ataca a la mosca, vuelven a su posición normal. También son capaces de usar este sistema mientras realizan otras acciones. La investigación ha corrido a cargo del profesor Michael Dickinson.4 

Libre albedrío en moscas 
 En enero de 2011 se publicó en la revista Proceedings of the Royal Society el artículo “Hacia un concepto científico de la voluntad libre como un rasgo biológico: acciones espontáneas y toma de decisiones en los invertebrados”5 en el cual se afirma que hasta las moscas de la fruta manifiestan de alguna manera una conducta con libre albedrío. Su autor, Björn Brembs, afirma que el comportamiento de las moscas, aunque no es completamente libre, no está completamente constreñido. El trabajo aporta evidencia obtenida de cerebros de moscas, cerebros considerablemente más pequeños que el nuestro, pero que sin embargo parecen estar dotados de flexibilidad en la toma de decisiones. El científico se atreve a señalar que la capacidad de elegir entre diferentes opciones de comportamiento, incluso en la ausencia de diferencias en el medio ambiente, sería una capacidad común a la mayoría de los cerebros, si no de todos, por lo que los animales más simples no serían autómatas totalmente predecibles.6

ALGUNAS CREENCIAS SOBRE ANIMALES

ALGUNAS CREENCIAS SOBRE ANIMALES 

 ¿Por qué se ha creído que toparse con una serpiente en el camino es augurio de una desgracia? ¿Por qué antiguamente se creía que las brujas se transformaban en liebres para ir a los aquelarres? ¿Por qué razón cruzarse con un gato negro da mala suerte? ¿Por qué en los diccionarios de los sueños se dice que soñar con un cordero es un presagio de prosperidad? ¿Por qué los judíos y musulmanes no comen cerdo? ¿Por qué siempre en los cuentos infantiles e incluso en las películas de dibujos animados los malos suelen ir acompañados de un cuervo? ¿Por qué era precisamente la cigüeña la que traía a los niños? ¿Por qué es la paloma el símbolo de la paz? Que quede claro desde el principio, mi intención en este artículo no es responder a las preguntas sino enunciarlas. Y para que así conste sigamos hablando del tema. El lagarto, por ejemplo, parece tener connotaciones positivas en el mundo de las supersticiones. Igual que se toca madera, se nombra al lagarto. ¿Por qué es esto así? Cualquiera sabe. Pero son contrahechizos, no cabe duda. “Toca madera”, dice el supersticioso, y efectivamente la toca. 

Y para ahuyentar los malos presagios, por si acaso, por si las moscas, qué curioso, “lagarto, lagarto”. Y en cuanto a las moscas, la simbología negativa está clara, son emisarias de mala suerte, por eso por si las moscas. 

No hay que olvidar que en el Éxodo son las protagonistas de la cuarta plaga que Dios envía a los egipcios. “Esto dice el Señor: Deja ir a mi pueblo para que me ofrezca sacrificios. Porque, si no le dejas ir, mira que yo enviaré contra ti, contra tus siervos, y contra tu pueblo, y contra tus casas, un enjambre de tábanos; y las habitaciones de los egipcios y todos los parajes donde moraren se llenarán de tábanos”. Por el contrario las abejas son animales positivos. Quizá por el alimento que producen, la miel, que siempre ha sido muy estimada. Los griegos consideraban a las abejas espíritus independientes y las relacionaban con la fecundidad. 

Y en el mundo de la superstición gallega, en muchas de sus leyendas, se dice que en noches de luna llena se puede ver el cuerpo de los muertos formando enjambres de abejas. Probablemente la Biblia es responsable de muchas de las creencias que hay sobre los animales, y en especial el Deuteronomio, donde se hace la lista de los animales puros e impuros. “No comáis manjares que son inmundos. Estos son los animales que podéis comer: el buey, la oveja, la cabra, el ciervo, la gacela, el gamo, la cabra montés, el antílope, el búfalo y la gamuza. Todo animal que tiene la uña hendida en dos partes y rumia lo podéis comer. Mas no debéis comer de los que rumian y no tienen la uña hendida, como el camello, la liebre, el conejo; a éstos los tendréis por inmundos, porque, aunque rumian, no tienen hendida la uña”. El desprecio por el cerdo proviene de este mismo pasaje. “Asimismo tendréis por inmundo el cerdo, porque, si bien tiene la uña hendida, no rumia. No comeréis de la carne de estos animales, ni tocaréis sus cuerpos muertos”. No obstante todas las culturas tienden a considerar negativamente al cerdo, incluso es un insulto, pese a ser un rico manjar. Sin duda esto se debe a la suciedad que les envuelve. 

Es famoso el capítulo de la Odisea en el que la hechicera Circe, en la isla de Ea, castiga a los compañeros de Ulises convirtiéndolos en cerdos. Y sigue la lista: “Comed de todas las aves limpias. No comáis de las inmundas, a saber: el águila, el quebrantahuesos, el buitre; el milano con toda suerte de halcones, y toda raza de cuervos”. Efectivamente pocos animales puede haber de tan mal agüero como el cuervo. Así aparece en las Églogas de Virgilio. Y en las Fábulas de Fedro se dice que fueron las Parcas las que le asignaron a estos animales la cualidad de agoreros. La literatura abunda en ejemplos sobre estos animales, que anuncian desgracias y convierten determinados acontecimientos en augurios de terribles penalidades. El propio Shakespeare en su Julio César hace que Casio hable a Messala de esta manera sobre los malos presagios que le corroen: “Viniendo de Sardes, cayeron dos poderosas águilas sobre nuestra bandera de delante, y allí se encaramaron, alimentándose y cebándose de manos de nuestros soldados, que nos han acompañado aquí a Filipos; esta mañana han huido volando, se han ido, y en su lugar, cuervos, grajos y milanos vuelan sobre nuestras cabezas y nos miran desde lo alto como si fuéramos presa agonizante: sus sombras parecen un dosel funesto bajo el cual yace nuestro ejército a punto de rendir el alma”. Y en una inolvidable escena de Macbeth hace hablar así a Lady Macbeth en el momento de afrontar con resolución su propósito criminal. Se dirige a un mensajero: “Ocúpate de él: Trae grandes noticias. Está ronco el mismo cuervo que grazna ante la fatal entrada de Duncan bajo mis almenas. Venid, espíritus que animáis los pensamientos de muerte; privadme ahora de mi sexo, y llenadme ahora de la más temible crueldad, desde la coronilla al pulgar del pie: espesad mi sangre, tapad el acceso y la entrada a la piedad para que ningún natural acceso de compasión haga vacilar mi fiero propósito, ni ponga una tregua entre él y la ejecución”. 

Sin embargo la cigüeña es un animal de buen augurio. Existe la creencia de que en las casas donde anidan las cigüeñas habrá felicidad. Y en los cuentos infantiles se nos ofrece una imagen entrañable de estos animales, son bienvenidas sus llegadas tras el invierno, y anidan en los campanarios de las iglesias, que son lugares sagrados. Siempre me ha sorprendido también la imagen que se tiene de los loros como de animales fieles. Quizá se deba a la facilidad que tienen para imitar la voz humana y otros sonidos, pero también a la fama del loro llamado agapornis, inseparable, o pájaro del amor, que permanecen siempre juntos, monógamos, y no sobreviven demasiado tiempo a su pareja. Y cómo no, a la idea inculcada por las historias de piratas, siempre con su loro al hombro, como el viejo Long John Silver de La Isla del Tesoro. La paloma encarna la pureza, la paz, la armonía o la candidez. El Espíritu Santo es una paloma. En el Talmud aparece como maestra de castidad. Y en la mitología griega habitaba en la encina sagrada del santuario de Dódona, consagrado a Zeus. 

El oráculo de Dódona era uno de los más respetados de la antigüedad, y los sacerdotes predecían el futuro según fuera la actividad de las palomas en la copa de la encina. Siempre es un símbolo positivo. En el Cantar de los Cantares la amada aparece nombrada así: “Levántate, amiga mía, beldad mía, y vente. ¡Paloma mía!, tú que anidas en los agujeros de las peñas, en las concavidades de las murallas, muéstrame tu rostro, suene tu voz en mis oídos, pues tu voz es dulce, y lindo tu rostro”. Y un poco más adelante: “¡Qué hermosa eres, amiga mía, qué hermosa eres! Son tus ojos como palomas detrás de tu velo”. Imposible identificar a la paloma con algo sucio o negativo después de esta imagen. Pero también la paloma es protagonista de una de las escenas más esperanzadoras del Génesis. Se trata de aquella en la que Noé suelta uno de estos animales para comprobar que era posible divisar tierra. “Esperando, pues, otros siete días más, por segunda vez echó a volar la paloma fuera del arca. Mas ella volvió a Noé por la tarde, trayendo en el pico una ramita de olivo con las hojas verdes: por donde conoció Noé que las aguas habían cesado de cubrir la tierra”. 

También el cordero y el carnero son símbolos esperanzadores desde la antigüedad, probablemente los más positivos. Encarnan la inocencia y la benignidad. Ejemplifican el sacrificio. Hay que recurrir de nuevo a la religión para hallar ejemplos que dignifican la figura de estos animales. En el ritual católico de la misa, tras la Consagración se invoca la figura de Cristo diciendo: “Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo”, en clara alusión al sacrificio de Cristo que comentan los Evangelios. No es la única alusión a este animal que encontramos en la Biblia. 

En el Génesis vuelve a ser elegido para ser sacrificado en lugar de Isaac, el hijo de Abraham, tras la prueba que Dios le impone a éste: “Alzó Abraham los ojos, y vio detrás de sí un carnero enredado por las astas a un zarzal, y habiéndole cogido, le ofreció en holocausto en vez del hijo”. Y en la décima plaga narrada en el Éxodo, en la que el ángel exterminador recorre Egipto haciendo estragos en la población, éste pasa de largo por las casas de los judíos al comprobar que sus puertas tienen el dintel manchado con la sangre de cordero. Es el origen de la Pascua, cuya etimología equivale a “saltado”, aludiendo a los hebreos que el Exterminador pasó por alto en la lista de los condenados. Y en otra mitología, la griega, el famoso vellocino de oro es el del carnero alado Crisomalo, cuya historia es la de un sacrificio. Los Dioses pretendían salvar a Frixo y Hele, los dos hijos del rey griego Atamante y Néfele, de las crueles intenciones de Ino, que pretendía que fuera su hijo quien heredara el trono. El Dios Hermes envió a Crisomalo en ayuda de los niños, pero sólo pudo salvar a Frixo, a quien condujo sano y salvo hasta Cólquide, el país del rey Eetes. Y como agradecimiento a los dioses, Frixo sacrificó al carnero en el templo de Zeus y ofreció el vellocino a Eetes. 

Pero la creencia animal más célebre de las extendidas por la Biblia quizá sea la de la serpiente. 

Ningún animal más odiado y temido que éste. En algunos lugares se cree que las serpientes acuden a robarle la leche a las parturientas que dan de mamar a sus hijos fuera de la casa. Los libros de hechicería abundan en conjuros que precisan de escamas de culebras, de colas de serpientes maceradas e incluso de las cenizas resultantes de quemar la piel mudada de un áspid viejo en luna llena. En la iconografía religiosa a menudo se ha representado a la Virgen María pisando la cabeza de una serpiente como emblema del pecado. El origen de esta superstición está en el Génesis. La escena es bien conocida: tentó la serpiente a la mujer, que comió del fruto del árbol del bien y del mal y luego se lo dio a probar al hombre, que también mordió la fruta. A los dos se les abrieron los ojos y la conciencia y Dios los castigó, y también a la serpiente: “Dijo entonces el señor Dios a la serpiente: Porque has hecho esto, serás maldita entre todos los animales y bestias de la tierra: andarás arrastrándote sobre tu pecho, y tierra comerás todos los días de tu vida. Yo pondré enemistades entre tú y la mujer, y entre tu linaje y el suyo. Éste quebrantará tu cabeza, y tú andarás acechando su calcañar”. 

 Y por último el curioso caso del gato. Hoy día es un animal de compañía muy apreciado, pero no siempre fue así. Se le empezó a reivindicar en el siglo XVII por la belleza de su porte y por su utilidad, ya que era utilizado como exterminador de ratas y ratones, principales causantes de plagas y epidemias en una época propensa a las pestes. También fue muy apreciado en el antiguo Egipto, donde se comenzó a domesticar hacia el año 3000 a. de C., e incluso se le llegó a incluir en la simbología religiosa de entonces; estaba considerado la reencarnación de los dioses en el momento de comunicar su voluntad a los hombres. A tanto llegó la adoración por estos animales que se les momificaba para permitir la supervivencia de sus almas. En la ciudad de Bubastis, en 1890, fueron halladas varias necrópolis con más de 300.000 momias de gatos. Esta antigua ciudad en el delta del Nilo era el centro de un gran santuario erigido en honor de la diosa Bastet, diosa egipcia del amor y la fertilidad, a la que se representaba en forma de gato, sentada con serenidad y rodeada o amamantando a muchos gatitos. 

Sin embargo en Europa y durante la Edad Media, la Iglesia Católica alentó la creencia de que los gatos eran animales demoníacos, y emprendió una auténtica persecución contra ellos. En las hogueras de la noche de San Juan se extendió la costumbre de quemar gatos como un acto de purificación. Tal fue el aniquilamiento a que fue sometida esta especie que a finales del s. XV estaban prácticamente extinguidos en Europa, lo que propició que las ratas camparan a sus anchas durante la terrible epidemia de peste bubónica o peste negra que asoló el continente a partir de 1348 y que causó una enorme mortandad en la población.

domingo, 21 de octubre de 2012

conejo

1903, 1915, 1927, 1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999. 
El Conejo: Es símbolo de fertilidad, asociado con la madre, símbolo de moral y longevidad. Se le relaciona con la Luna. Es un animalito que busca seguridad, serenidad y comida para su cría. Es silencioso y se puede decir que dócil y humilde. A veces tierno y tímido, con miedo. Aunque es huidizo, se le puede domesticar. Representa la humildad y la bondad. Los nacidos en el año del conejo hablan con elocuencia y disponen de las palabras para persuadir a los demás con habilidad, sin que ello vaya en contra de su idea de no querer lastimar los sentimientos ajenos. Resulta casi imposible que pierdan el control de sí mismos y son ambiciosos y muy prudentes. Sus vidas acostumbran a ser hogareñas, deleitables y refinadas. Sienten una inclinación a cumular conocimientos, pero se muestran monstruosamente superficiales a la hora de asimilarlos. Caen en la vanidad, sin que se den cuenta de ello. Pueden llegar a entusiasmarse peligrosamente por el juego, aunque saben retirarse a tiempo.. Su peor rival es la nostalgia. Les gusta estar rodeados de personas, disfrutan asambleas en compañía de muchas amistades. Pero son superficiales. Aguantan lo indecible antes de disgustarse, porque su naturaleza les ha hecho pacíficos. Su meta es vivir tranquilamente, sin altibajos de ninguna clase. Algo que no les sucede a las mujeres conejo cuando se ponen obstinadas; pero que saben cómo transformar esta aparente debilidad en un arma de seducción. Son grandes hombres de negocio y respetarán hasta el final la letra de un contrato. La justicia les ofrece grandes oportunidades. En Asia se confunde el gato con el conejo y la liebre, de acuerdo con los países. Porque estos tres animales son considerados la representación de lo sobrenatural, del hechizo y de la brujería

soñar con cientos de conejos blancos

Los conejos son sinónimo de abundancia, bienestar, fertilidad y actividad sexual. El conejo está asociado con la Pascua o la Semana Santa, por lo que si sueña que ve un conejo, podría ser simplemente el recuerdo que tiene ud. de la Pascua...Los huevos de Pascua...

Los conejos... Soñar que ve un conejo, significa que tendrá suerte, éxito y una magia especial, para hacer las cosas y que le salgan bien. Soñar con conejos blancos, simbolizan la fidelidad, es decir, que es ud. fiel en el amor. O si sueña que su pareja lleva o sostiene un conejo blanco entre sus brazos, significara que él le es fiel. Soñar que ve conejos saltando, simbolizan la fertilidad, significa que los hijos le traerán la felicidad. También significa, que ud. tiene suerte en las relaciones de pareja y también la facilidad, que ud. tiene de adaptarse a todo rápidamente y de pasar de un tema a otro. Soñar con conejo se asocia con la fertilidad y la abundancia. Su presencia en los sueños anuncia nuevos integrantes en la familia. También se le asocia al crecimiento económico y profesional. Soñar con ver conejos en casa, significa que vendrán bueno tiempos en el hogar, abundancia y felicidad. 

Es un sueño de buen augurio. Soñar con tener un conejo en brazos, significa que podría estar esperando familia, la llegada de un nuevo hijo. Soñar que alimenta un conejo, significa que tendrá un hijo o hija. Soñar con muchos conejos en casa, significa que tendrá buenas noticias en el campo económico. Ganancias inesperadas. Soñar que un conejo lo ataca, significa que tendrá problemas de pareja. Soñar con conejos en la cama, se asocia con las relaciones sexuales. Soñar que cocina conejo o con un conejo en la mesa ya sea al horno o guisado, significa que tendrá buenas noticias laborales o de su negocio.

sábado, 20 de octubre de 2012

Un mal sueño con sabor a realidad, una realidad con gusto a pesadilla

Soñar con bala, proyectil 
Soñar con ver balas, significa rabia y agresividad dirigida a ud. o a otra persona. Necesita ser precavido con lo que dice y hace. Sus actos y sus palabras pueden ser malinterpretados. Por otro lado, su subconsciente puede estar diciéndole, que no le queda otra que apretar los dientes y aceptar la situación.

Desde hace mucho tiempo las pesadillas forman parte de mi vida con mayor o menor intensidad, desde niña me sucede lo mismo, así que aunque me cueste adaptarme a la frecuencia e intensidad, me he ido adaptando más últimamente,  hace poco tuve un problema grave con algunas innombrables personas, con unos uniformados que me hicieron la vida de cuadros, no es buena idea hacerte "ENEMIGO" de los policías porque te pueden destrozar con mentiras la vida, es fácil que los otros crean cuando un policía habla mal, quien puede dudar de una supuesta autoridad, pero por experiencia lo digo en voz alta los policías también mienten y se prestan a cosas atroces, a trampas mortales, sirven de falsos testigos, todo el mundo tiene un precio, ellos también, el dinero vuelve corrupta a mucha gente, desde lo que me paso he perdido totalmente la fe en la justicia.

La experiencia me ha enseñado que hay que andar con cautela, hablar con cautela e incluso pensar con cautela, violaron mis derechos pero eso fue solo un suceso aislado, las persecuciones, amenazas, insultos en plena calle, una victima que resulto ser a la larga el verdugo, las denuncias de malos tratos solo sirven si tienes mucho dinero, de lo contrario terminas siendo el verdugo no la victima. 

Si denuncias te expones, a que aun, pasado un tiempo te acosen con insultos en algún supermercado, te vigilen constantemente como si fueses un asesino en serie, te llamen loca o mil insultos más, si vives en un pueblo pequeño prepárate a vivir en el infierno,  hablar solo empeora las cosas y más si tu principal enemigo tiene dinero y poder, los enemigos gratuitos nacen, crecen, se reproducen como mala hierba, "cuanto tienes, cuanto vales". 

Un día te levantas y piensas que la pesadilla tal vez no acabe nunca... 

miércoles, 17 de octubre de 2012

Sudamérica ve una Europa paralizada por el miedo

FRANCISCO PEREGIL
El europeo que trate de cruzar un paso de peatones en Buenos Aires quizás se sorprenda al comprobar cómo casi ningún conductor respeta el semáforo en verde para el transeúnte. Sin embargo, lo más llamativo no es eso, sino la mansedumbre con que los caminantes ven cómo se les echan encima motos, coches y autobuses y se quedan quietos y callados; a veces saltan o corren tratando de sortear los coches, siempre sin rechistar, como si asumieran que cuando impera la ley del más fuerte no tiene sentido reclamar los derechos. La escena, tan cotidiana en las calles de América Latina, puede servir para explicar el asombro que buena parte de los intelectuales de este continente sienten al ver la “resignación” con que Europa acepta que el mayor peso de la crisis económica recaiga sobre las espaldas de los más débiles. 

El filósofo argentino Ricardo Forster, simpatizante con el Gobierno de Cristina Fernández, recuerda que en la Argentina de los noventa el discurso hegemónico era el de los economistas ortodoxos. Y la expresión en boga era “esto es inexorable”. Las peores medidas económicas parecían inevitables. “Eso significó el miedo a las mutaciones. Europa guarda el miedo de sus propios excesos: las revoluciones, los fascismos, el estalinismo, dejaron el miedo como herencia. Y ahora, ciertas ideologías de la ortodoxia económica trabajan sobre ese miedo: miedo a perder lo que se tuvo, la estabilidad. Es genuino el miedo. Algo parecido ocurrió en la Argentina de los noventa. El hombre común y corriente siente la sensación de que delante de sí hay un abismo, una fragmentación, una pérdida de derechos… He estado hace poco en España y algunos amigos catedráticos me han contado cómo les han quitado las pagas extras, lo que aquí llamamos aguinaldos. Eso no sucedió en Argentina ni en los peores momentos de la crisis. Y ellos me lo decían con cierta resignación. En Francia, sin embargo, la sociedad sigue teniendo una conciencia del rol del Estado mucho mayor. Pero es un momento muy desafiante, muy rico. Las sociedades opulentas piensan cada vez menos. Ojalá esto ayude a Europa a mirarse a sí misma, repensarse”. Europa continúa siendo para muchos latinoamericanos un espejo donde mirarse. Pero el espejo, cada vez se ve más lejano y empañado. “Una crisis financiera (o muchas juntas, con sus respectivos correlatos sociales) no pueden echar abajo siglos de crecimiento cultural”, señala el peruano Dante Trujillo, director-fundador de la revista literaria MalPensante. Pero esa decadencia, unida al “desarrollo económico y el crecimiento cultural de Sudamérica” permite a Trujillo replantearse “quién es hoy el buen salvaje”. 

El escritor uruguayo Mauricio Rosencof observa una Europa fluctuante, “que quiere y no puede”, una Europa donde se ven contenedores de basura cerrados con candados para que los españoles no retiren alimentos que pueden estar en mal estado. “Eso, teóricamente, debería dejarse para América”, señala. El actor peruano Jason Day cree que “aunque aun hoy un viaje a París es un viaje a París, la atención se la roba quien ya pasó una semana en la China o unos días en Singapur”. “El peruano promedio conduce coches orientales. Ni el Ferrari ni el Aston Martin son para nosotros. Aunque los admiramos y deseamos, sabemos que corresponden a otra realidad. ¿A qué aspiramos? A ‘ganarle a Chile’, a hablar chino, a negociar con coreanos y, tal vez, algún día, por qué no, a conocer París, donde murió nuestro César Vallejo querido. Eso, porque sigue dando cierto status social tener una foto en los Campos Elíseos. Para un reducido grupo de intelectuales, artistas, académicos y personas de mucho dinero, Europa sigue siendo el continente de la alta cultura. Berlín, para los que saben, es el centro cultural del mundo. Está a la vanguardia en arte, música, diseño, arquitectura... Pero nada de eso tiene mayor trascendencia en la vida diaria del peruano promedio. 

En cualquier caso, no pasa desapercibida para nadie la cantidad de europeos que están llegando al país para quedarse; sabemos que por allá no la están pasando muy bien. Y sabemos cómo se siente no pasarla bien”. Esa consciencia de que Europa atraviesa por muy mal momento puede generar desconfianza hacia los inversores europeos. El argentino Horacio A. Losoviz, presidente de Indra en Buenos Aires, cree que la crisis ha reducido la “credibilidad sobre la posibilidad de recibir inversiones de esos países”. Y la falta de credibilidad “incrementa la idea de que se intentará llevar mayores utilidades [beneficios] y capital a la “metrópoli” para cubrir pérdidas actuales en sus propios mercados”. “Ante esto es fundamental mostrar que esas empresas tienen estrategias internacionales que prevalecerán sobre el nacional de su origen. Los diversos accionistas que participan en las bolsas de distintos países exigen razonabilidad y eficiencia global, sin importarles el lugar de crecimiento de sus empresas y de colocación de las inversiones”. Algunos intelectuales lamentan que el espejo no solo haya quedado lejos y empañado, sino roto. El abogado chileno Carlos Peña, rector de la universidad santiagueña Diego Portales y analista político en el diario El Mercurio, recuerda que durante muchos años, “durante la primera mitad del siglo XX, nada menos”, el modelo a seguir para la élite política e intelectual chilena fue el europeo, visto como “un estado de derechos universales crecientes”. 

Pero… “El quiebre de la democracia –el golpe de 1973-- fue el fracaso final de ese esfuerzo. La dictadura sustituyó entonces el sueño europeo por el sueño americano. En los años ochenta, los Chicago Boys lograron hegemonizar a las élites y entonces el modelo americano se transformó en el más apetecible y el mejor: un estado contributivo, donde cada uno recibe en proporción a su esfuerzo. El resultado fue la privatización de la vida: la educación, la salud y la vivienda se transformaron en logros individuales que cada uno debía obtener sobre todo gracias a su esfuerzo”. Chile vivió así el paso de un modelo en que los derechos eran susceptibles de ser exigidos a la comunidad a otro donde imperaban los “logros que cada uno debía alcanzar”. Con lo cual, “a fines de la segunda mitad del siglo XX Chile transitó del sueño europeo al americano. Pero luego surgió el malestar. Desde el año 2008 en adelante, la ciudadanía (la misma que gozó de los frutos de la modernización a la americana) empezó a quejarse por la excesiva privatización de la vida. Las élites entonces empezaron a mirar a Europa”. 

Los chilenos comenzaron entonces a reclamar la expansión de los derechos en el área de la educación y la salud. “Pero entonces se encontraron con que Europa estaba en crisis y que la expansión de derechos al parecer no era del todo posible. Esa es la significación que la crisis de Europa posee para Chile: que todos los sueños parecen haberse roto”, concluye Peña. El chileno Carlos Peña no es el único en pensar que los males de Europa, tarde o temprano, afectarán a América Latina. “Europa alcanzó, durante los últimos veinte años, estándares de democracia, transparencia, pluralismo, cuidado de las minorías, cultura y equidad social como ninguna otra región del mundo”, recuerda el periodista y escritor argentino Jorge Fernández Díaz. “Fue un modelo y un faro para muchos países. Y por lo tanto, su actual crisis tiene un impacto negativo en esas mismas repúblicas emergentes, donde se utiliza estas nuevas tristezas europeas como coartadas para infringir las reglas de la democracia y practicar sin complejos nacionalismos rancios y populismos de distinto pelaje. Para los conservadores de nuestras naciones la culpa de la crisis la tiene el “excesivo” Estado de bienestar. Para los hombres de izquierda se debe a la práctica uniforme del neoliberalismo. 

En mi humilde opinión, ha quedado suficientemente demostrado que dejar en libertad a los buitres del mercado y a la vez sujetar el cambio monetario han sido las verdaderas razones de esta caída”. Por aquí y por allá resurgen las voces en Latinoamérica que protestan contra la hegemonía del mercado sobre la política. Una de las más notables es la de Roberto Lavagna, ministro de Economía con los peronistas Eduardo Duhalde (2002-2003) y Néstor Kirchner (2003-2005). Lavagna fue uno de los grandes responsables al sacar a su país de la gran crisis de 2001. Hoy se muestra muy crítico con la política de Cristina Fernández, pero coincide con Fernández al sostener que el resto de Europa hace mal en tratar de cumplir las exigencias de Alemania y del Fondo Monetario Internacional: “Los recortes que destruyen poder de compra en la población son recesivos y no dan resultado en el término de los equilibrios fiscales. Alemania orientó esa corriente, sostenida además por un Gobierno de la Unión Europea en Bruselas sin ningún poder ni influencia y un Fondo Monetario Internacional que siempre sostuvo esta receta. Esta fue la receta que le ofrecieron a Argentina y que nosotros rechazamos en el año 2002”. “A mí me asombra las enormes sumas de dinero que se le dan a los bancos y me pregunto: ¿Por qué no atender a los consumidores endeudados? Porque atendiéndolos a ellos, dándole reprogramaciones de los préstamos, bajándoles tasas de interés, etcétera, terminan haciendo que el consumidor recobre parte de la confianza y empiece a demandar y a poner en marcha la economía. Solo veo en Europa la esperanza absurda de que dándole fondos a los bancos los bancos van a dar créditos y de esa manera van a permitir que la economía vuelva a avanzar. Pero resulta que, cuando uno les da fondos, los bancos utilizan esos fondos no para dar créditos sino para mejorar su situación de capital. Con lo cual, no hay más créditos y aún si hubiera créditos, probablemente la gente no estaría dispuesta a seguir tomándolos porque están sobreendeudados”. 

En medio de tanta frustración, Liniers, uno de los dibujantes de historietas más conocido de Argentina, quiere extraer un mensaje optimista: “Ustedes los europeos no están acostumbrados a los ciclos de diez años. Acá los plazos casi siempre fueron así. En 2001 nos robaron la plata. Como ahora a ustedes. Recuerdo que en los años ochenta, cuando yo era chico, me robaron el walkman en una estación de tren. Fue un ladrón que vino y me dijo: 'Te voy a cagar a trompazos si no me das eso’. Me sentí tremendamente enojado y humillado. Pero al llegar a casa mis viejos me consolaron. Y de forma muy rápida uno se da cuenta de que la gente buena siempre está ahí. En Europa les están robando el walkman ahora, pero la gente creativa sigue ahí. Eso no se pierde. Si tuvieron a Cervantes, a Velázquez y a Caravaggio… Ya está, nos cagaron a todos”.

martes, 16 de octubre de 2012

Mi Libro favorito

“No supe entonces comprender. Cometí el error de haberla enjuiciado por sus palabras y no por sus actos. Iluminaba y perfumaba todo mi planeta. ¡Jamás debí haberla abandonado! Debí haber intuido su ternura detrás de sus ingenuas astucias. ¡Las flores son tan contradictorias! Y yo… demasiado joven para saber amarla”. 

En El Principito, que Antoine de Saint-Exupéry escribió poco años antes de su muerte, pareciera que el autor hubiera profetizado el que habría de ser su final. Desde su publicación como una pequeña obra, muestra, que bajo el manto de un cuento infantil, apela a todas las edades por su ternura y su bello fondo filosófico. 

Aquí hay una fábula que muestra que las ilusiones se pueden llevar a cabo, que las cosas esenciales no son las que se ven a primera vista y que un mundo de ilusión tiene tanta validez como el real.

lunes, 15 de octubre de 2012

Oraciones Ho´ponopono

“Lo siento, te amo. Lo siento, me amo. Ho´ponopono.” “Lo siento, te amo. Perdóname por aquello que está en mí (interior) que ha creado esto. Y lo siento, me amo. Me perdono por estar creando esta realidad.” 

 “Lo siento, te amo. Lamento que haya algo en mí que se manifiesta en tí. Y lo siento, me amo. Me perdono por estar creando esta realidad.” “Lo lamento, por favor, perdóname por cualquier cosa que se halle en mi interior que se manifieste como un problema (en mí o en tí)” “Lo siento, perdóname por aquello que está en mí que ha creado esto”. De este modo tomamos responsabilidad y desde ese lugar nos perdonamos a nosotros mismos. Como tenemos recuerdos en común, basta con que uno tome la responsabilidad de pedir perdón para que esos recuerdos se borren de uno y de los demás. “Creador divino, padre, madre, hijo como uno… Si YO, mi familia, los parientes y los antepasados le han ofendido, a su familia, parientes y antepasados en pensamientos, palabras, hechos y acciones desde el principio de nuestra creación al presente, pedimos su perdón… Deje que esto se limpie, purifique, corte todas las memorias, bloqueos, energías y vibraciones y transmute estas energías negativas e indeseadas en luz pura…

 Y que así sea” “Por favor, pedimos que cualquier tipo de memorias, obstáculos o energías no deseadas, sean limpiadas, purificadas, definitivamente desprendidas, liberadas y transmutadas en pura luz. Pedimos que esto sea hecho… y ya se cumplió” Existen herramientas muy concretas para borrar los programas que repite nuestra mente. Una de ellas es repetir mentalmente y en voz baja: “llave de la luz, llave de la luz, llave de la luz”, todo el tiempo. Con esta frase, metamórficamente “apagamos” el interruptor de nuestros programas. Llave de la luz es la contraseña. Cuando estoy preocupada, ansiosa o resentida con alguna persona, no dejo que mi intelecto se interponga y empiece con el cotorreo. Sólo repito mentalmente: “llave de la luz, llave de la luz, llave de la luz”. Otra herramienta para limpiar es repetir: “Azul hielo, Azul hielo, Azul hielo”.

“Te amo, y si desperté sentimientos hostiles en tí lo siento, y te pido perdón. Gracias.” “Yo tengo el don de elegir” “Esto lo estoy creando yo, son mis pensamientos del otro. Es producto de mis programas, mis grabaciones, mi percepción. Yo puedo borrarlo”. “Al presentarse esto ante mí, puedo reconocer memorias viejas. Esas memorias estaban en mi subconciente, y por primera vez las distingo. Por eso les doy las gracias por la oportunidad que hoy tengo de liberarme. Pido disculpas a la situación teñida por esas viejas memorias, y la libero, a ella y a los involucrados.Gracias, lo siento, te amo, lo lamento, te agradezco.” 

Explicación: 
Cada vez que estés frente a una situación que te genera una emoción de crisis, de dolor, de angustia, cualquier emoción negativa, decí: “Al presentarse esto ante mí, puedo reconocer memorias viejas (Puedo, significa que tengo la posibilidad de hacerlo. Tengo esa posibilidad: reconocer memorias viejas con esto que está pasando.) “Esas memorias estaban en mi subconciente, y por primera vez las distingo. (por primera vez, porque antes, la situación me pasaba por encima. Algo ME pasaba, ME llenaba de angustia, ME llenaba de ira, y me transformaba en la angustia, la ira, la emoción que fuera. Ahora no. Ahora, puedo ser solamente el observador, ver lo que está sucediendo ahí, distinguir que es una memoria vieja que parte de un condicionamiento) “Ahora en lugar de convertirme en ESA emoción que ME sucede con la situación, soy el observador que le agradece a la circunstancia, porque ahora estoy pudiendo ver ahí, en esa pantalla lo que mi subconciente está proyectando en ella. 

Todo eso que veo ahí afuera, sale de mi proyector. Por primera vez, veo que yo misma escribí el guión, y puedo modificar lo que los actores que yo misma elegí dicen con el guión que yo misma escribí. Devuélvanme los guiones, ahora voy a cambiar la historia. Maravillosa aventura, no?Y la frase continúa así: “Por eso les doy las gracias por la oportunidad que hoy tengo de liberarme. Pido disculpas a la situación teñida por esas viejas memorias, y la libero, a ella y a los involucrados.” Esto te aleja absolutamente de la posición de víctima indefensa, porque el método correcto y la aplicación correcta te llena de gratitud. ¿Cómo iba a poder ver lo que está en mi inconsciente si no lo proyecto fuera de mí, si la situación, y las personas que comparten mi vida, no me lo muestran? Así que sinceramente les agradezco, y les digo que lo lamento, lamento estar usándote para ver lo que no podía ver sin vos. “Gracias, lo siento, te amo, lo lamento, te agradezco.”

Ho’oponopono Maravillosa técnica hawaiana

Ho'oponopono es un método antiguo Hawaiano de sanación puesto al día para el mundo de hoy, que nos enseña a dejar partir los bloqueos y problemas que causan desequilibrio en nosotros mismos. 

Su objetivo es traer paz y equilibrio de una manera simple y efectiva, mediante la limpieza mental y física y a través de un proceso de arrepentimiento, perdón y transmutación. Ho'oponopono puede ser usado por todas las personas independientemente de su edad y cultura. HO'O significa CAUSA en hawaiano y PONOPONO significa PERFECCIÓN. HO'OPONOPONO significa , "corregir un error" o "rectificar un error." El Hoo-Ponopono es un proceso de tomar la responsabilidad de tu vida, de contrición, arrepentimiento, de pedir perdón y transmutación y consiste en realizar una petición a la energía del Amor Universal e Incondicional para cancelar y reemplazar las energías tóxicas que puedan hallarse en uno mismo. 

El Amor efectúa dicho proceso fluyendo a través de la Mente Espiritual o Supra-consciencia y continúa su flujo a través de la Mente Consciente, liberándola de la excesiva racionalización para finalizar en la Mente Emocional o Subconsciente, donde anula todos los pensamientos que tengan emociones tóxicas, reemplazándolos con Amor incondicional. A través de esta técnica, tenemos la capacidad de hacer lo correcto a nuestro propio Ser, de volver al estado de perfección original, donde no existía división o dualidad en nosotros, de colocar nuevamente nuestra página vivencial en blanco..., donde no existen ideas preconcebidas y reina un perfecto estado de paz, con sólo pedirle a la Divinidad que aquello que yace dentro de nosotros, aquello que ha ocasionado una división en nuestros pensamientos, venga a la superficie para ser liberado. Al pedir perdón a la Divinidad por haber hospedado pensamientos que nos han separado de nuestra Unidad con el Espíritu... el pensamiento pernicioso y recurrente desaparece. Y cuando es liberada, el espacio se llena inmediatamente con un amoroso sentido de Unidad con todo. 

No hay límites en el número de veces que esta herramienta puede ser usada, especialmente en lo referente a transmutar en pura luz tus pensamientos, los de tu familia, ancestros y descendientes, puesto que esta herramienta es una petición a purificar los pensamientos tóxicos que causan reales divisiones en tu percepción. Ho'oponopono es un proceso simple. Para los antiguos hawaianos, todos los problemas se empiezan a gestar en los pensamientos. Tener pensamientos no es el problema. El problema está en todos nuestros pensamientos que se encuentren llenos de memorias dolorosas sobre personas, lugares o cosas. Nosotros somos la suma total de todas nuestras experiencias, lo que significia que estamos sobrecargados con nuestras experiencias del pasado. Cuando nosotros experimentamos stress o miedo en nuestras vidas, si miramos con cuidado, nos daríamos cuenta que la causa esta situada en nuestra memoria. Son las emociones que estan ligadas a estas memorias que nos afectan ahora. El subconcente asocia una acción o una persona en el presente con algo que paso en el pasado. Cuando esto ocurre, las emociones son activadas y se produce el stress. El intelecto como tal no puede solucionar esos problemas porque él solamente gestiona procesos. Gestionar cosas no soluciona los problemas del todo. Tienes que dejar que fluyan. Cuando se hace Hoo-Ponopono, la Divinidad se hace cargo de los pensamientos dolorosos, los neutraliza y los purifica. Haciendo Ho'o-Ponopono, tú no purificas personas, lugares o cosa alguna. En cambio, neutralizas la energía dolorosa que tú asocias con esas personas, lugares o cosas. Así que la primera etapa para hacer Ho'o-Ponopono es purificar energías. Entonces tiene lugar algo maravilloso, No solamente la energía queda neutralizada, sino que se desprende, desaparece, quedando en su lugar una nueva página vacía en blanco, vacía, donde escribir de nuevo otra realidad. 

La etapa final es permitirle a la Divinidad hacer acto de presencia y rellenar el vacío de esa página en blanco con Luz Divina. Para hacer Hoo-Ponopono no necesitas saber cual fue el error cometido o cual fue el problema. Apenas necesitas percibir la existencia de situaciones físicas, mentales o emocionales que te estén abrumando. Cuando lo hagas, tu responsabilidad estriba en comenzar inmediatamente a sanar la esencia de tales situaciones, diciendo simplemente: "Lo lamento. Por favor perdón 

"Nosotros nos estamos matando a nostros mismos o nutriéndonos a nostros mismos. No existe un camino intermedio." Ihaleakala Hew Len, Ph.D. ."

sábado, 13 de octubre de 2012

El sapo como amuleto

Los amuletos en forma de rana han estado, desde siempre investidos de una gran carga simbólica. Asociado a la fertilidad y al alumbramiento, seguramente se debe al hecho de que la rana, por ser un animal anfibio, es visto como un elemento de transición entre la tierra, representando la estabilidad y protección; y el agua, origen de la vida y la feminidad. La Rana atrae bienes y dinero. Durante mucho tiempo, ese animal estuvo asociado a la magia. 

Dice la leyenda que si una rana salta dentro de una casa, es presagio de buena suerte. No hay que espantarla, sino dejar que se vaya por sus propios medios. Recuerden que atrae bienes, de modo que si ustedes están pensando en adquirir una propiedad, un coche o un pasaje de avión, es imprescindible que potencien su suerte con un amuleto en forma de rana. La rana ahuyentará la negatividad y les dará buen cauce a sus proyectos. La rana ha ido adquiriendo durante siglos propiedades positivas y poderosas relacionadas con elementos purificadores y potenciadores de la felicidad, de forma que las más diversas culturas del planeta han confiado siempre en sus poderes. Los antiguos egipcios relacionaban a este animal con Herit, la diosa de la concepción y el nacimiento, que ayudó a Isis en el ritual de resurrección de Osiris. Existía un fenómeno natural por el cual los habitantes del antiguo Egipto vinculaban el amuleto de la rana con el renacer y la prosperidad. Se trataba de la gran cantidad de renacuajos que, de repente, surgían de las aguas del Nilo unos días antes de la crecida del río. 

Estos animales anunciaban a los campesinos que pronto el Nilo traería vida a las tierras de cultivo. Las mujeres egipcias solían llevar consigo el amuleto de la rana. En el imperio romano se creía que protegía de las influencias negativas y alejaba las desgracias. Muchos ciudadanos romanos tenían amuletos de rana en sus hogares.En la Edad Media, el amuleto se utilizó para protegerse de los sentimientos y pensamientos negativos, así como de los ataques de rabia y cólera de los otros. Para los indios norteamericanos, la rana era un poderoso talismán porque creían que traía la lluvia. El croar de estos anfibios era para ellos un canto sagrado que atraía la lluvia, cuya agua purificaba ríos y lagos, y hacía renacer la tierra. Los chamanes llegaron a considerar que la rana era la representación de un espíritu sagrado purificador. En China también se hallan ejemplares de amuletos de rana, siendo un símbolo relacionado con la luna y asociado con la longevidad y la salud.

Visión y Función del Hamp’atu [Sapo] en la Cultura Indígena Andina: Una Lectura de Simbologías y Significados


Hoy es 13 de Octubre, tuve un extraño sueño, me gusta analizar todo cuanto signifique lo que he soñado, en mi sueño vi una enorme rana o sapo rojizo, había muchas plantas entre ellas sábila o áloe vera , ruda, lavanda en medio como de un inmenso bosque un enorme animal gigante, lo más curioso que había un estrecho camino que me separaba de ese lugar a otro más habitado por asi decirlo,  veía la ciudad y en ella veía gente que conocía y que no, para variar una mujer a la que admiro que casi siempre veo en sueños, no sé fue un sueño muy largo pero aquí deseo ser breve.

Lingüísticamente al sapo en el ande, los quechuas denominan como hamp'atu [sapo], es un batracio que goza de muy buena estimación, porque, en la visión de la cultura andina, tiene un significado simbólico, cuya lectura la podemos hacer a partir de seis aspectos: La primera en el campo de la representación espacial, el sapo simboliza a la Pachamama [Madre Tierra], deidad andina de máxima valoración existente en el panteón teológico y cultural del mundo andino, en la trilogía del Kay Pacha [este mundo]. 

Pues analizando las diferentes manifestaciones que los runas indígenas andinos tienen en su panteón religioso, la madre tierra es simbólica y mitológicamente representada por tres animales, el sapo, el lagarto y el puma. Por lo tanto, la representación mitológica del sapo es de reproductor, por simbolizar a una de las deidades andinas de máxima potencialidad reproductiva como la tierra. Existen testimonios que dan cuenta que el sapo vive dentro de la tierra y que solo salen cuando es tiempo de lluvias, para cuidar las chacras, porque es el espíritu de la misma Pachamama [Madre tierra]. (Testimonio de Exaltación Palomino de Santa Rosa, Melgar - Puno: 2003, recolectado por E. Cáceres). 

Esta expresión que nos hace el runa indígena andino no es otra cosa que producto de la capacidad de observación de la conducta del batracio, y realmente tiene el sapo una capacidad de resistir un período de hibernación prolongado dentro de la tierra, para salir en temporadas propicias como cuando es tiempo de lluvias. Por lo tanto, el sapo en los andes, es un símbolo de la tierra que participa activamente en los procesos de producción de los frutos de las chacras, es decir esta articulado al proceso de trabajo campesino a modo de un potencial hortelano, con la misión de cuidar el fruto que da la Pachamama [Madre Tierra] para el bienestar de los runas andinos, para el proceso de la crianza de la vida. 

Por esta razón que el sapo es objeto de ofrendas rituales y representaciones en monumentos, como las halladas en algunas localidades o ciudades como Oruro en Bolivia, Tayacaja en Pampas - Huancavelica. Es también representado en los tejidos tradicionales como en Taquile.

viernes, 12 de octubre de 2012

LA CAUSALIDAD

aplicación práctica. 
1. Hoy observaré las decisiones que tomo en cada momento. 2. Siempre que tome una decisión, me haré a mí mismo dos preguntas: “cuáles son las consecuencias de esta decisión que estoy tomando en este momento? ¿me producirá realización personal y felicidad a mí mismo y a aquellos a los que afecta mi decisión? 3. Después, pediré orientación a mi corazón y me dejaré guiar por su mensaje de bienestar o de malestar.